domingo, 19 de abril de 2020

Espiritual Chef

Hola a todos queridos seguidores!!! Hace unos días hice un curso de Espiritual Chef impartido por Javier Andrés Medvedovsky, joven cocinero argentino, envuelto en el mundo del Raw Food.




¿Sabéis que es el Raw Food? 

Raw food, “crudiveganismo” o “comida viva”, es más que una forma de comer, es una medicina y una filosofía de vida, basada en comer alimentos en bruto, crudos, del reino vegetal, de procedencia ecológica, como frutas, verduras, hojas verdes, raíces, semillas, granos, legumbres, frutos secos, aceites, grasas, algas, flores, hierbas, sales, especias…

Su máxima principal es: cuanta más vida comemos, más vida tenemos. 


Por esta razón, la alimentación Raw food se centra en consumir los nutrientes de cada alimento en su estado óptimo natural. Para ello se utilizan procesos y técnicas cómo la germinación, la deshidratación, la fermentación o la maceración. También se muele, se mezcla, se filtra, se tritura y se corta.

En esta cocina no se calienta, no se cuece, no se asa, no se utiliza el calor. También se le conoce como “cocina sin fuego”. Así, se conserva la calidad de los nutrientes, ya que cuando se usa la manera convencional de cocinar se ven deteriorados las cualidades de los alimentos cuando el calor eleva la temperatura por encima de 45°C. y los compuestos alimenticios comienzan a perder las enzimas y las vitaminas.




Espiritual Chef es un proyecto de Javier Andrés Medvedovsky, que transmite esta forma de comer y de vivir, y se preocupa qué comprar, que cosechar, cómo manipular los alimentos, cómo presentarlos y comerlos, así como la influencia en la elección nutricional en el planeta y en los seres que lo habitan.


Una de las recetas que más me llamaron la atención es ésta que presento aquí. 

El hummus mágico
Ingredientes
  • 120 gramos de garbanzos secos
  • 120 gramos de pipas de girasol
  • 1 c de curry
  • 1 c comino
  • 1 c sal
  • 1 diente de ajo
  • 125 mL de pasta de sésamo
  • 125 mL AOVE
  • 125 mL jugo de limón
  • 125 mL de agua
  • 1 manojo de cilantro
  • Pimentón dulce para adornar



Preparación

Dejar en remojo los garbanzos durante 48 horas, cambiando el agua a las 24 horas.
Las pipas se dejan en remojo 12 horas.
Enjuagar bien tanto los garbanzos como las pipas.
Utilizar una batidora de gran potencia, y pasar todos los ingredientes hasta conseguir una preparación cremosa.
Volcar en un cuenco bajo y adornar con el pimentón y un hilo de AOVE.
Este humus lo he acompañado de unas crudités de cebolleta morada y zanahoria.


¿Qué son las crudités?


Las crudités son verduras u hortalizas frescas, para comer crudas, cortadas en forma de bastón o en rodajas, que se sirven acompañadas de salsas variadas, vinagretas u otro tipo de aderezos.

¿Cómo se preparan?


Su preparación es muy fácil. Lo importante es escoger verduras y hortalizas de calidad y frescas. Es mejor elegir verduras que al morderlas sean crujientes, y que no se oxiden una vez cortadas.
Entre las verduras más recomendables, se pueden elegir: zanahorias, pimientos, pepinos, espárragos verdes, calabacín, apio, tirabeques, champiñones, rabanitos, brócoli, coliflor, tomate cherry, hojas de endivia o cogollos de lechuga.



Esta receta y muchas más se pueden encontrar en el libro del autor «Espiritual Chef, alimentos esenciales que necesita el alma», de la editorial Urano.



¡Qué Aproveche!

2 comentarios:

  1. Me gusta el hummus con mucha tahina :-)))
    Y estupendo!!! el reducir o eliminar de la cocina, el consumo de aninales.
    1 saludito

    ResponderEliminar