martes, 18 de febrero de 2020

Un poco de historia de los vinos de Málaga

Hola a todos queridos seguidores!!! Os voy a contar lo que he podido recopilar de la historia de nuestros vinos.

Los fenicios, primer pueblo viticultor malagueño

Los Fenicios en el  siglo VIII antes de Cristo llegaron a nuestras costas, procedentes de Tiro. Eran navegantes, dedicados al comercio, que acabaron asentándose entre nosotros, fundaron nuestras primeras ciudades y nuestras primeras industrias. Concretamente Malaka (Málaga) fue la ciudad donde más población de ellos había, estableciéndose sobre un asentamiento bastetano, localizado en el Guadalhorce y la necrópolis de Trayamar. Su intención comercial les llevó a la búsqueda de metales preciosos. Por aquel entonces Málaga, poseía gran cantidad de yacimientos de plata y cobre, industrias pesqueras destinadas a la producción de púrpura y a la salazón. Este pueblo conocedor del vino, ya traído en sus barcos del Mediterráneo, se unió a los indígenas de la zona elaborando vinos conjuntamente. 



Griegos y romanos


Huellas de griegos y romanos han dejado manifiesta la cultura del vino, muestra de ello son los relatos de Guillén Robles, donde explica cómo los griegos enseñaron a los malagueños de entonces a podar sus viñas. Los restos representativos de racimos de uvas en la ruinas romanas de Acinipo (Ronda), así como el depósito prismático de fermentación descubierto en Cártama, son vestigios igualmente de la época romana.


Málaga musulmana


En las tierras malagueñas de Al andalus se siguió cultivando la viña para producir vino y pasas. El vino llamado xarab al malaquí (jarabe malagueño), se siguió consumiendo que no era otra cosa que vino dulce. Entonces los vinos eran considerados medicina, lo que permitía saltarse la prohibición coránica de beber sin faltar a Alá. 

La primera cata

El rey de Francia, Felipe Augusto En el año 1.224 organizó, lo que podríamos llamar el primer concurso de cata de la historia. En este evento el vino de Málaga fue denominado el "Cardenal de los Vinos".

Málaga cristiana



Tras la reconquista de Málaga en 1487, los Reyes Católicos procedieron al reparto de casas, viñas y huertas. Las vides se multiplicaron. Los viticultores pidieron entonces la protección de sus vinos frente a otros llegados de fuera. Fue así como el 12 de enero de 1502, Isabel y Fernando dictaron la primera cédula real "acerca del vedamiento y del meter del vino para la ciudad de Málaga", germen del gremio de viñeros constituido en 1610 y antecedente del consejo regulador.

En época del rey Felipe III,(S.XVII) fue  cuando se constituyó formalmente la Hermandad Gremial de Viñeros, hermandad que subsiste en su aspecto gremial en lo que hoy es el Consejo Regulador y en su vertiente religiosa la MUY ILUSTRE ANTIGUA Y VENERABLE Hermandad Sacramental de Ntro. Padre Jesús Nazareno de Viñeros, Ntra. Sra. del Traspaso y Soledad de Viñeros y S. Lorenzo Mártir.

Crisis y decadencia de los vinos malagueños

A mediados del siglo XIX empezaron las dificultades. La plaga de oídio, los cambios en los gustos de los consumidores, las adulteraciones en origen y en destino, llegando a producirse imitaciones en lugares distintos de Málaga, y el incremento de los aranceles en los países importadores, contribuyeron a que la industria del vino comenzara a tambalearse.

Esta situación tuvo un nuevo y grave percance, la llegada de la temible filoxera en el año 1874, concretamente en el Lagar denominado La Indiana, en el término municipal de Moclinejo, a unos 20 kilómetros de la capital, en el pago del Arroyo de Granadilla. La finca se dedicaba al cultivo de moscatel gordo con vistas a la producción de pasas. Al parecer, la causante del desastre, fue la importación de pies de vid americana infectados procedentes de Burdeos. La difusión de la filoxera fue muy rápida, llegando en 1879 a los límites de Estepona y a los confines de Granada. En 1884 se estimaba que estaban ocupadas 83.500 hectáreas de las 112.876 que había en toda la provincia, y la plaga había destruido todos los viñedos de los municipios de Algarrobo, Almáchar, Benagalbón (en el El Rincón), Benamargosa, Benamocarra, El Borge, Comares, Cútar, Iznate, Macharaviaya, Moclinejo, Olías (hoy pertenece a Málaga capital), Totalán y Vélez. En 1890 no quedaba ni un viñedo sano.

Desabastecido el producto, comienzan las diferencias entre agricultores y fabricantes de vinos , decantándose estos últimos por la elaboración de licores, brandis y anisados y, también, invirtiendo en la compra de viñedos fuera de la provincia, en lugar de apostar por la inversión de  nuevas viñas locales.


Vuelta al esplendor




La vertiginosa caída de los vinos malagueños se prolongó durante la primera mitad del siglo XX. No obstante, los Gremios de Viñeros y Vinateros de Málaga comenzaron a esforzarse en recuperar el prestigio y, con él, los mercados internacionales perdidos.


El 1 de Julio de 1900 aparece el Reglamento de la Asociación Gremial de Criadores Exportadores de Vino de Málaga, para velar por los intereses generales del comercio de vinos expidiendo certificados, nombrando árbitros y peritos y sobre todo, garantizando por medio de su sello de origen, la legitimidad de los vinos que exportaban. 



La Asociación Gremial de Criadores Exportadores de Vinos de Málaga solicitó el 5 de Febrero de 1924 la inscripción de la marca Málaga, publicado en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial de fecha 16 de Marzo de 1924. 


El 8 de Septiembre de 1933 se consiguió, a petición de los Gremios de Viñeros y Vinateros de Málaga, la creación del Consejo Regulador de la Denominación de Origen “Málaga”, cuyo primer reglamento fue publicado en la Gaceta de Madrid del 3 de Mayo de 1935. 

El 9 de enero de 2001 aparece publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía el cuarto reglamento, en el que además se reconoce la D.O. Sierras de Málaga, viniéndose a llamar Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen «Málaga» y «Sierras de Málaga».

En 2004 se produce la fusión entre el Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen «Málaga» y «Sierras de Málaga» y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen “Pasas de Málaga”, actualmente Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen «Málaga», «Sierras de Málaga» y “Pasas de Málaga”. 

En este momento y gracias al esfuerzo de viticultores, vinicultores y administraciones, nuestros vinos, son espléndidos.

Bibliografía, fuentes y webs

WEB DEL CONSEJO REGULADOR DE LA D.O. "MÁLAGA", "SIERRAS DE MÁLAGA" Y “PASAS DE MÁLAGA”: http://www.vinomalaga.com/denominacion-malaga.html

Rafael Aldehuela La Opinión de Málaga 2011

Leonor García El País 2002

Francisco Guillén Robles. Historia de Málaga y su provincia 1874

Juan V. Navarro Valls.La filoxera en Málaga en el ultimo tercio del siglo XIX

Lacomba, Juan A. (1874): "Málaga 1878: La irrupción de la filoxera", Jábega, 5, Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga, Málaga.


Lacomba, Juan A. (1975): "La crisis de los vinos y viñedos en la Málaga del siglo XIX", Jábega, 12, Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga, Málaga.


¡Qué Aproveche!

No hay comentarios:

Publicar un comentario