lunes, 17 de junio de 2019

Gazpacho Manchego

Hola a todos queridos seguidores!!! En mi última escapada, estando en Ruidera, me llamó mucho la atención unas tortas, pregunte y me dijeron que eran típicas para cocinar el gazpacho manchego y hoy lo hice. Las tortas se llaman Tortas Cenceñas. Los gazpachos manchegos o galianos son un plato castellano, concretamente de La Mancha, consistente en un guiso caldoso servido caliente a base de trozos de torta cenceña manchega troceada. El guiso está acompañado por carne de piezas menores como pueden ser conejo, pollo, liebre o perdiz. Aunque los más vanguardistas la hacen también de productos del mar.
Aunque tengo una entrada ya de andrajos, esta receta por el tamaño de las tortas, me pareció muy interesante y diferente. Son circulares de unos 50 cm de diámetro.



Ingredientes (Siete personas)

12 cucharadas de aceite
6 dientes de ajos
3 tomates maduros para rallar
1 kilo pechuga de pollo a trocitos, conejo o caza
sal
2 tortas
2 litros de agua


Preparación

En el aceite, sofreír los ajos con el pollo a trocitos. Una vez dorado el pollo, añadir el tomate rallado y colado hasta que todo esté muy hecho. Añadir dos litros de agua y cuando esté hirviendo incorporar las tortas troceadas, dejar al fuego 10 minutos y luego esperar cinco minutos más de reposo.







Os paso la receta de las Tortas Cenceñas por si las queréis hacer en casa


Ingredientes 


  • 100 gr. de harina de trigo integral
  • 50 ml. de agua
  • 10 hebras de azafrán
  • 3 gr. de sal

Preparación


Calentar el agua en un cazo hasta que humee, y añadir las hebras de azafrán abiertas con los dedos. Dejar que el azafrán infusione hasta que el agua temple.
En un bol, echar la harina y la sal, y añadir el agua de azafrán. Mezclar con las manos hasta tener una masa homogénea.
Recortar bolas con la masa del tamaño de una castaña, y redondearlas haciéndolas girar entre las dos manos. Pasar el rodillo por cada bola hasta convertirlas en tortas muy finas. Calentar una sartén y tostar cada masa de torta cenceña por ambos lados, hasta que estén bien crujientes. Una vez frías, dejar en una caja de metal hasta usarlas

¡Qué Aproveche!








No hay comentarios:

Publicar un comentario