martes, 14 de julio de 2020

Entre la leyenda y la verdad de las cookies

Hola a todos queridos seguidores!!! Las cookies, probablemente las galletas más famosas de la historia de la dulce gastronomía, existen desde hace años, con distintos sabores y formas, pero sin duda, las mejores, las auténticas, las que le dieron el nombre que dio la vuelta al mundo son las que llevan chocolate.



Este milagro para los amantes chocolateros se debe a Ruth Graves Wakefield, natural de East Walpole, Massachusetts. Esta mujer nacida en 1903, fue una gran emprendedora de su época. A los 20 años era licenciada por la universidad de Framingham State, siendo docente en las  áreas de dietética y gastronomía. Más tarde, en 1930 junto a su marido, crean un albergue o posada, el The Toll House Inn, situado a medio camino entre Boston y New Bedford. Este fue un lugar de fama por su gastronomía.

Cuenta la leyenda, no se si es realidad o no, que nuestra chef, en su labor de hacer galletas, se quedó sin cacao en polvo y pretendió utilizar una barra de chocolate sólido de la marca Nestlé, pensando que se disolvería en el amasado y que el resultado sería el mismo al conseguido con el cacao. Las galletas después del horneado permanecieron con los trocitos de chocolate sin disolver. 


Otra versión contradictoria a esta, afirma que fue idea original de Ruth la de utilizar a propósito trocitos de chocolate para dar otro aire a sus preparaciones.

Sea como fuere, verdad o no, leyenda o historia, aquí nacieron estas galletas para los amantes del chocolate.


Sus galletas empezaron a hacerse populares en su restaurante, sobre todo desde que publicó la receta en su libro de recetas Toll House Inn Tried and True Recipes. Esto hizo que las ventas de las tabletas de chocolate Nestlé se duplicarán.

La fama de las galletas rompió los límites del restaurante y pronto fueron de fama mundial. Ante esta situación, en Nestlé decidieron comprar las galletas de Wakefield. Wakefield decidió entregar los derechos de producción por un sólo dólar a cambio de dos cosas: tanto que su receta original (y su nombre) apareciera en las cajas de producción de cookies de Nestlé (sigue siendo así hoy en día) como que tuviera asegurado de por vida todo el chocolate Nestlé gratis que deseara. Dicho y hecho, vendió su éxito por un sólo dólar. Una ganga, aunque Nestlé tuvo que proveer de chocolate a Wakefield hasta el final de sus días, en 1977.

Receta de las galletas originales de Wakefield, Toll House chocolate crunch cookies. 1938

Yo hoy os voy a versionar unas cookies que hice para mis nietos.
Ingredientes
  • 100 gramos de mantequilla en pomada
  • 200 gramos de azúcar blanco
  • 8 gramos de azúcar avainillado
  • 250 gramos de harina
  • 1 cucharada de levadura
  • 1 huevo
  • 150 gramos de chocolate 80% cacao en trocitos
  • Una pizca de sal
Preparación

1-Precalentamos el horno a 180º. En un bol ponemos la mantequilla, el azúcar blanco, el azúcar avainillado y el huevo y mezclamos hasta que se forme una pasta .

2.-Agregar la sal y volvemos a mezclar

3.-Incorporamos la harina con la levadura y formamos una masa. Añadimos a esta masa los trocitos de chocolate.

4.-Hacer bolitas y aplastar. Dejar espacio entre las galletas

5.-Introducir en el horno 15 minutos.

6.-Dejar enfriar y guardar en un recipiente hermético.






¡Qué Aproveche!

No hay comentarios:

Publicar un comentario