viernes, 27 de marzo de 2020

Bizcocho verde de maicena

Hola a todos queridos seguidores!!! Hoy bizcocho de almidón de maíz, para el reto de marzo. 







Almidón de maíz





Se le conoce también como fécula de maíz, harina refinada de maíz o maicena. Es el almidón que se obtiene del maíz y se utiliza como espesante en sopas, salsas, cremas, helados, entre otros muchos productos; también se puede usar como harina para hacer panes y en repostería. 


La fécula de maíz se obtiene de la planta del maíz, al pasar ésta por un proceso de extracción de nutrientes (almidón, aceites y proteínas) y después separarlos para que quede sólo el almidón. Las fécula de maíz se distingue por ser un polvo muy fino de color blanco, soluble en líquidos fríos.


Se encuentra dentro del grupo de los cereales, que aportan cantidad de carbohidratos que resultan buenos para proporcionar energía y mejorar la digestión. Al ser un producto libre de gluten, es una buena alternativa para celíacos.

El té verde matcha es muy saludable, pues contiene gran cantidad de antioxidantes y vitaminas como la C. Esta planta milenaria es muy apreciada y recomendada para prevenir ciertas enfermedades cancerígenas. Además, también ayuda a depurar nuestro organismo, tan castigado en ocasiones con algunos hábitos alimenticios que pueden alterar su correcto funcionamiento. Gracias a los taninos que contiene, un pastel de té matcha tendrá un efecto laxante que también puede sernos muy útil para ir al baño y tener nuestro intestino limpio. El té matcha también es muy útil si queremos tener el colesterol y los triglicéridos a raya y adelgazar, ya que nos ayuda a bajar de peso, porque entre sus propiedades también está la de quemar calorías.

Ingredientes

  • 120 gramos de maicena
  • 130 gramos de azúcar
  • 90 mL de AOVE (Utilice variedad Arbequina)
  • 3 huevos
  • 1 sobre de azúcar avainillada
  • 1 cucharada de levadura quimica
  • 1 cucharadita de té matcha
Preparación
Montar las claras a punto de nieve, con un pellizco de sal. En otro cuenco mezclar las yemas, el azúcar, el avainillado y el aceite. Tamizar la harina de maíz y la levadura, añadir.
Incorporar las claras con movimientos envolventes.
Utilicé un molde desmontable de 18 cm de diámetro, forrado con papel de horno previamente pincelado con AOVE.
Introducir en el molde y dejar en horno arriba y abajo a 185ºC durante 30-40 minutos. Esto depende de cada horno.
Desmoldar y dejar enfriar en una rejilla.
Espolvorear con azúcar glas en su superficie.





¡Qué Aproveche!

14 comentarios:

  1. Wauuu que pinta... y sin nada de gluten, me encanta.
    Felicidades por el reto #YoMeQuedoEnCasa
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Me encanta tu bizcocho, ahora en el cautiverio tengo que hacerlo, pues sus ingredientes me parecen de lo mas saludables y delicioso. cuídate mucho.
    #YoMeQuedoenCasa

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado estupendo, y muy esponjoso. Habrá que probarlo con ese toque de té. Besos

    ResponderEliminar
  4. Que rico, me llama la atencion que con tan poca maizena salga ese bizcocho tan alto, es genial, tengo que hacerlo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo hice con un desmontable pequeño y eso si batiendo muy mucho los huevos.
      Besos

      Eliminar
  5. Qué rico, nunca le he puesto té en un bizcocho aunque siempre me ha llamado la atención.
    Te ha quedado genial.
    BS

    ResponderEliminar
  6. Un bizcocho maravilloso tengo que probarlo con el té .

    ResponderEliminar