¡Busca tus recetas favoritas!

¡Y recibe las nuevas recetas en tu correo electrónico!

martes, 29 de septiembre de 2020

Melva al natural

Hola a todos queridos seguidores!!! Siempre de niña, me llamaba la atención este pescado, muy rígido y azulado que vendía Paquito el pescadero, en su puesto del mercado de abastos de El Palo. No muy conocido en general, pero si en la barriada marenga, siendo la base de muchas comidas de la zona: cazuelas, escabeches, adobos. Hoy dándole un aire más actual donde esta de moda la cocina del "crudo", sushi, ceviches.. .le vamos a dar este toque a un pescado de ayer, su origen de consumo data en Roma, de hoy y de siempre.

La melva pertenece a la misma familia de túnidos como el atún o la caballa, los 'scombridae' aunque su longitud no suele sobrepasar los 50 cm. La melva es alargada, redondeada y compacta, y siempre tiene seis escamas en su tórax, así como unas aletas dorsales más bien separadas en comparación con otros túnidos

Todavía tenemos ocasión de degustarla fresca, pues la temporada de la melva va, principalmente, de junio a octubre y con las mismas bondades que cualquier otro pescado azul, rica en proteínas, baja en grasas y calorías, se utiliza tanto para conservas, como para otras muchas recetas con la melva en fresco.

Deciros, que existen dos tipos de melva, la melva almadraba: típica del Mediterráneo, es muy similar al bonito  del norte que en ocasiones se pueden llegar a confundir. Tiene una cabeza púrpura o negra y su carne es rosácea y exquisita, por lo que en muchos casos se destina a conservas para cocinas del más alto nivel.Y la melva canutera, es algo menor que la de almadraba y tiene una carne muy fina y ligera, pero en vez de tener tonos rosáceos, como la primera, en este caso su carne tira más a los tonos blancos y grises. Es una especie muy presente en la costa que va de Huelva a Málaga. 
Su calidad y valor son tales que cuenta con su propio sello, el de Indicación Geográfica Protegida Melva de Andalucía, toda una garantía de calidad.
Ahora pasamos a la receta.

Ingredientes (4 raciones)

  • 1 melva grande ( 1 Kgr )
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde italiano
  • 4 dientes de ajos
  • 3 clavos
  • 6 granos de pimienta
  • 4 guindillas
  • 1/2 litro de vinagre
  • 1/4 litro de agua
  • Zumo de dos limones
  • Sal
  • AOVE

Preparación

Limpiar la melva de espinas y de sangre, es un pescado muy sangrante y tiene que quedar bien limpio. Las espinas largas se quitaran con una pinza y mucha paciencia.Cortar en rodajas
Mantenerlas congeladas durante el tiempo que esté establecido, según las condiciones de nuestro congelador (Anisakis).
Descongeladas y escurridas. Salar.
Cortar en finísima juliana, la cebolla, el pimiento y los ajos y colocarlos en capas con las rodajas en medio.


Cubrir con las guindillas y demás especias, el vinagre, el agua y el limón. Tapar e introducir en la nevera 12 horas.
Escurrir todo el caldo y disponer en una fuente, rociar con abundante aceite de oliva virgen extra.
Las he adornado con ensaladilla de pimientos asados figurando la cabeza, pero esto está fuera de la receta
¡Qué Aproveche!

No hay comentarios:

Publicar un comentario