viernes, 13 de diciembre de 2019

Borrachuelos y pestiños Sabor a Málaga


Hola a todos queridos seguidores!!!Esta tarde tocó hacer borrachuelos y pestiños.
Matalahúva, naranja, el moscatel de alejandría......olores en la cocina que te hacen viajar al ayer, a esa Navidad, donde preparar los borrachuelos se convertia en ritual sagrado de sabores. Mi madre y mis hermanas coordinadas en una pequeña y casera cadena de producción, pasaban la tarde en torno a la masa, y yo revoloteaba alrededor intentando participar en este, para mi entonces, complicado proceso.

Ahora tomo el puesto de mi madre, he intento hacer aquellos pestiños que solo ella sabía darle esa forma trenzada, y que ni por asomo yo consigo.



En aquellos días, el vino de los borrachuelos se compraba suelto en la primitiva bodega Quitapenas,en El Palo, medio litro en un frasco de cristal que llevábamos de casa. 
Hoy he utilizado un vino dulce elaborado por Bodega Dimobe de Antonio Muñoz Cabrera dentro de la denominación D.O. Málaga, es el Piamater 2016, regalo de mi hijo Martín, que entiende un montón de vinos. Piamater en Latín significa madre dulce o madre piadosa. Curiosamente en castellano piamadre, es una membrana interna que envuelve y protege, junto con la aracnoides y duramadre al sistema nervioso central. De aquí el anagrama de su etiqueta.

La uva moscatel con que se elabora este vino se cultiva en pendiente en la Axarquía malagueña, una vez recogidos los racimos a finales de agosto, se tienden manualmente uno a uno al sol en los paseros durante varios días para que la uva se deshidrate y alcance una elevada concentración en azúcares. Este proceso se llama Asoleo. 







La uva asoleada se recoge a mano en cajas y se realiza una selección de racimos. En la bodega se mantiene durante varias horas a baja temperatura antes de ser llevada a la prensa. El mosto obtenido fermenta lentamente entre 16-18ºC en depósitos de acero inoxidable hasta que alcanza los 13% vol momento en el que se para la fermentación bajando la temperatura del vino. Filosofía de mínima intervención. El vino se estabiliza y clarifica de forma natural en depósitos de inoxidable con temperatura controlada. Previo a su embotellado se realiza un ligero filtrado de abrillantado.

Pasamos a la receta:


Ingredientes
  • 1/2 kg. de harina
  • 100 ml. de aceite (Variedad Arbequina)
  • 50 gr. de azúcar
  • 2 naranjas
  • 1 cucharita de Matalahúva
  • 1 copa generosa de Vino de Málaga Piamater 2016
  • Para rellenar: Cabello de Ángel 
  • Para rebozar: Almíbar con  150 gramos de azúcar y 150 gramos de agua.
  • Azúcar
Preparación
Empezaremos con una sartén en la que se calienta el  aceite al que se echa una corteza de naranja. Se retira del fuego, se desecha la cáscara de la naranja, y se deja enfriar. Cuando esté templado, se vierte en un cuenco y se le agrega la matalahúva, el azúcar, el zumo de un par de naranjas y el vino de Málaga. Se va añadiendo harina poco a poco hasta conseguir una mezcla perfecta.
Separamos la masa en dos porciones, una para los borrachuelos rellenos de cabello y la otra para los pestiños
Borrachuelos
Se estira la masa en una superficie de mármol y se aplana con un rodillo. A continuación, se corta en trozos con los que se hacen círculos. Se rellenen y doblan, uniéndolos por los bordes y se fríen en aceite. En un cazo se prepara un almíbar a modo de hebra a fuego lento y se bañan en ella los borrachuelos. Se escurren, se pasan por azúcar y se dejan enfriar. 



Pestiños
Con la segunda porción de masa, se estira con un rodillo y cortamos con un cuchillo tiras que vamos dándole forma de trenza. Freimos y bañamos en el almíbar, rociamos con estrellitas de colores.




¡Qué Aproveche!

No hay comentarios:

Publicar un comentario